Published On: Vie, Abr 17th, 2020

Cinco ciudades que han inspirado grandes obras literarias

Share This
Tags

Hay muchas formas de viajar y si de momento no puedes coger un avión a tu destino favorito, sí puedes prepararte un té, tumbarte en el sillón y emocionarte con las historias que se cuentan en algunos rincones del mundo a través de las aventuras de sus protagonistas. Aquí la lista de las cinco grandes urbes que han inspirado grandes obras literarias por cortesía de Rumbo.es

1. Magos, hechizos y personajes inusuales en Edimburgo

“El señor y la señora Dursley, que vivían en el número 4 de Privet Drive, estaban orgullosos de decir que eran muy normales, afortunadamente. Eran las últimas personas que se esperaría encontrar relacionadas con algo extraño o misterioso, porque no estaban para tales tonterías.”

¿Reconocéis estas palabras? Han pasado más de 20 años desde que muchos de nosotros leyéramos este párrafo por primera vez: así arrancaba «Harry Potter y la Piedra Filosofal», la primera de las aventuras del joven mago. Tras estas frases estaba J.K. Rowling, que escribía buena parte de la historia en alguna que otra cafetería de Edimburgo.

Edimburgo estrenó en su momento, en el año 2004, el listado de «Ciudades de la Literatura» de la Unesco. El hecho de ser la primera es merecidísimo, pues numerosos autores, escritores clásicos y poetas, han creado insignes personajes de ficción en esta urbe y fue aquí donde nació la primera edición de la Enciclopedia Británica. En esta ruta literaria es imprescindible pasar por las que fueran residencias habituales de grandes como Robert Louis Stevenson o Conan Doyle, al que podemos saludar (¡a su estatua!) en Picardy Place. En la esquina con York Place también podemos tomarnos una pinta en el pub The Conan Doyle.

Otra parada nos lleva hasta Oscar Wilde: parece ser que su amigo John Gray fue inspiración para el personaje de Gray en «El retrato de Dorian Gray». Este dejó su pecaminosa vida para ser párroco en la iglesia de St Peter’s, en el barrio de Morningside.

¿Os habéis quedado con ganas de seguir leyendo? Pues pongamos rumbo ahora hasta la Royal Mile, donde se ubicaba el taller de Deacon Brodie, el nombre real del protagonista de «El extraño caso del doctor Jekyll y Mr Hyde», de Robert Louis Stevenson.

2. Cracovia, historia en cada rincón

Cracovia, a orillas del río Vístula, es una de las ciudades más grandes e importantes de Polonia. En 2014 entraba en este selecto ranking que capitanea Edimburgo, según la Unesco, por la gran calidad y cantidad de la actividad cultural que se desarrolla en estos lares, algo en lo que ha sido clave la Segunda Guerra Mundial. Varsovia fue destruida y numerosos escritores y artistas polacos huyeron a la parte sur del país, a Kraków (o Cracovia). El premio Nobel Czeslaw Milosz pasó aquí una importante etapa de su vida y Stanislaw Lem escribió novelas de ciencia ficción.

Pasear por sus calles es comprobar en cada esquina el porqué de este nombramiento: numerosas editoriales, librerías, cafés literarios, tertulias poéticas, festivales dedicados a las letras… En 1610 escribía el mercader de Colonia, Franciszek Jakub Mercenich, al ver la imponente plaza mayor de la ciudad, el Rynek, «es una tienda abierta a la calle en la que venden libros». Pues eso, parada y lectura en la librería Matras, que sigue abierta más de cuatro siglos después.

3. Barcelona, la ciudad del libro y la flor

Las siguientes sugerencias seguramente sean conocidas por muchos de nuestros lectores, y es que ahora situamos nuestro mapa en España, concretamente en Barcelona.

La capital catalana ha sido escenario de muchísimos relatos de ficción: «La sombra del viento», de Carlos Ruiz Zafón y «La catedral del mar», de Ildefonso Falcones entre otros. ¡Y es la única urbe que aparece en El Quijote de Cervantes! El cine también ha disfrutado de las maravillosas panorámicas y de los encantadores rincones de Barcelona, que siempre mira al mar y que está íntimamente vinculada con el mundo de la literatura. El Día de Sant Jordi es la mejor prueba de ello y su Feria del Libro es probablemente la más importante e influyente de España. Otro ejemplo de esta historia de amor es el haber sido durante unos años el hogar de fundamentales de la Literatura Universal como Gabriel García Marquez, Julio Cortázar o Mario Vargas Llosa.

4. Granada: leyendas épicas
Andalucía, sin duda, ofrece algunos de los lugares más emblemáticos e inolvidables de España, pero Granada y la Alhambra son míticos y han inspirado muchas obras literarias. Como por ejemplo, el estadounidense Washington Irving, quien escribió el clásico «Cuentos de la Alhambra» y nos lleva a un viaje donde cuenta algunas de las tradiciones moras y cristianas y al mismo tiempo refleja las experiencias del autor.

Federico García Lorca nos lleva por las calles de Granada durante el siglo pasado en la obra «Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores» que se basa en la historia de una mujer cercana a Lorca y una crítica a la sociedad del siglo XIX.

5. Dublín, la verdadera ciudad esmeralda

Dublín no podía faltar en este post, y es que es (casi) más literaria que la primera, Edimburgo. Algunas de las novelas que te llevan por los rincones de Dublín son: «UlIses» de James Joyce, quien también escribió «Dubliners», 15 cuentos cortos ambientados en la independencia de Dublín. Otra obra es “Dublinesca” donde Enrique Vila-Matas nos lleva desde España hasta Dublín.

¿Sabéis cuántos premios Nobel han nacido en la urbe irlandesa? ¡Cuatro! W.B. Yeats, Samuel Beckett, Seamus Haney y Bernard Shaw; además, aquí vieron la luz del sol por primera vez James Joyce y Oscar Wilde. De estos se encuentran numerosos tesoros y testimonios en el Museo de los Escritores, uno de los lugares de visita obligada para quienes la ciudad. En la parte de arriba está la biblioteca de Gotham y en sus estanterías se encuentra, entre otras joyas, la primera edición del «Drácula» de Bram Stoker.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>